Movilidad Urbana Sustentable de Alta Calidad para Todos

SIMUS

¿De qué hablamos cuando hablamos de Movilidad en Ciudades de Altura y Topografía de Montaña?

Comúnmente, si pensamos en Movilidad en Ciudades de Altura y Topografía de Montaña lo primero que nos viene a la mente son los Cables o Teleféricos
08/02/2018

Fotos: http://www.urbanrail.net/eu/de/w/wuppertal.htm

Comúnmente, si pensamos en Movilidad en Ciudades de Altura y Topografía de Montaña lo primero que nos viene a la mente son los Cables o Teleféricos. La solución que ellos implican y sus especificaciones técnicas nos llevan a creer que indudablemente son la mejor alternativa para ciudades con determinadas características geográficas y demográficas que dificultan la implementación de otros modos de transporte. Sin embargo, hay numerosos casos en los que los buses siguen cumpliendo de manera eficiente su servicio a pesar de las dificultades que el terreno les impone, tal como el Pumakatari en La Paz y gran parte de los servicios de Transporte Colectivo en el Valle de Aburrá por sólo citar algunos ejemplos.

Pero existen otras alternativas, otras soluciones disruptivas que salen de lo que consideramos “común” en materia de movilidad urbana. En la ciudad de Wuppertal, en Alemania, se encuentra en operación un tren en suspensión: el Schwebebahn. En su única línea, que cuenta con 20 estaciones a lo largo de un recorrido de 13,3 km, se transportan diariamente 67.000 pasajeros en vagones suspendidos desde el techo a una altura promedio de entre 12 y 8 metros. No es un paseo turístico, en él se montan todos los días miles de ciudadanos para ir a trabajar y estudiar. Una maravilla de las tecnologías modernas, ¿cierto? Pues, no podríamos estar más equivocados: el Schwebebahn fue inaugurado en marzo de 1901 con un tramo de 6 estaciones. Para junio de 1903, el trayecto actual ya era completamente funcional. Casi 120 años en operación, con sólo un gran accidente en 1999 dejando un saldo de 3 usuarios fallecidos y 40 heridos. Recientemente el Schwebebahn ha sido renovado, y desde la empresa operadora garantizan al menos 100 años más de funcionamiento con la actual modernización.

Con este impresionante registro resulta increíble que sea el único de su tipo en Europa, al menos destinado al transporte urbano. En Japón hay dos casos más, el Chiba Urban Monorail (el más largo del mundo con 15,2 km) y el Shonan Monorail. Las restantes instalaciones de este estilo son meramente turísticas o para conectar tramos cortos, tales como terminales de aeropuertos.

El mensaje aquí es muy claro, el Schwebebahn tiene esos números increíbles porque era la solución ideal para aplicar en Wuppertal. Replicar exactamente ese mismo modelo en otro lugar seguramente no hubiera sido tan exitoso. ¿Por qué? Sencillamente porque no existen dos ciudades exactamente iguales, ni en su geografía, ni en su clima, ni en su dinámica, ni en el comportamiento del usuario. Entonces se debe buscar la solución adecuada y a medida de cada ciudad, no existe una fórmula invulnerable para implementar un Sistema de Transporte.

SIMUS con este importante tema da inicio al primer ciclo de 7 semanas, donde exploraremos experiencias de distintos modos complementarios de transporte que se ajustan a contextos diferentes en ciudades que comparten la altura y topografía de montaña como característica en común.

Recuerden estar atentos a las próximas entradas en nuestra web y redes, y a la Reunión Multilateral Virtual que llevaremos a cabo en el mes de marzo, compartiendo las experiencias de varias ciudades y expertos en tecnología del transporte de altura o montaña!!

Para conocer más sobre el WuppertalerSchwebebahn, pueden ingresar AQUÍ