Movilidad Urbana Sustentable de Alta Calidad para Todos

SIMUS

Guillermo Muñoz Senda, actual Presidente de SIMUS compartió sus experiencias a partir de la creación de la Coordinación contra la Evasión dentro del DTPM.

16/06/2017

Entrevistamos a Guillermo Muñoz, Director del Directorio de Transporte Público Metropolitano de Santiago de Chile, organización que a través de la Coordinación Contra la Evasión, busca cumplir objetivos entorno a educar y entregar herramientas que permitan la disminuir de la evasión, y al mismo tiempo, mejorar el sistema de transporte público.

¿Cómo se llega a la decisión de crear una Coordinación contra la Evasión, entendiendo que este nuevo departamento debía ser parte de DTPM?

La instalación de una unidad técnica dedicada a comprender la evasión como fenómeno era una necesidad que ya estaba inserta dentro del DTPM, fundamentalmente por el crecimiento que ha mantenido el no pago en el sistema. Es así que finalmente este año se determinó crear esta Coordinación, buscando generar un equipo especializado que no sólo analizara las causas de la evasión, sino que además, fuera capaz de generar propuestas concretas en el corto, mediano y largo plazo.

¿Cuáles son los resultados del último balance realizado del sistema que lleva a esta implementación de la Coordinación contra la Evasión?

El último balance da cuenta de la aplicación de medidas específicas, como la instalación de más torniquetes en los buses, aumento de la fiscalización y la generación de campañas de educación en colegios, entre otras, que ya generó bajar el peak histórico de la evasión, de un 34 a un 31 por ciento, demostrando que una revisión acabada es clave para seguir atacando este fenómeno. Pero también debemos ser cautos, puesto que son medidas iniciales, a las cuales seguiremos sumando nuevas acciones.

A partir del establecimiento de la Coordinación contra la Evasión la Ministra Tapia fijó como meta reducir la evasión a un 30% para julio de este año, ¿han realizado una proyección a mediano y largo plazo que continúe en esta senda de reducción?

Si bien los resultados preliminares de las medidas aplicadas han sido positivas, debemos mantener esta senda de aplicación, por medio de acciones más a largo plazo, enfocadas no sólo en la fiscalización, sino que además, en elementos más culturales, como seguir insistiendo que el no pago es un elemento negativo, y que no representa a la mayoría de los usuarios del sistema, si consideramos que 6 de cada días personas sí valida. Es a esos puntos que estamos apuntando desde la Coordinadora: ser capaces de sumar estrategias que ataquen el problema desde ámbitos más amplios, generando una concientización efectiva sobre el pago del pasaje en el Transporte Público.

¿Qué acciones se están implementando para alcanzar estas metas?

Como mencionamos, ya hay en marcha acciones concretas que se han adoptado, entre las que destacan el aumento del actual nivel de torniquetes en los buses, el aumento de las fiscalizaciones en terreno, sumado al aumento de la dotación policial que acompaña dichas labores, que pasó de 40 a 80 uniformados. Pero además, hemos sumado el apoyo de las operadoras, las cuales aumentaron a sus inspectores propios en paraderos del sistema, más allá de aquellos lugares donde habían zonas pagas. Hemos apuntado en esas tareas, quedando pendiente la aplicación de acciones ligadas a convenios ya firmados con otros organismos internacionales, como el BID, para generar medidas e investigaciones.

En Santiago han venido desarrollando de manera regular iniciativas de participación ciudadana para optimizar y seguir avanzando en la mejora continua del sistema de transporte público, ¿cómo han sido enfocadas estás iniciativas en cuanto a la lucha contra la evasión?

Las iniciativas que se están desarrollando desde el MTT, a través de la Coordinadora Contra la Evasión, tienen por objetivo educar y entregar herramientas que permitan la participación ciudadana en la implementación de dichas medidas para disminuir la evasión, y al mismo tiempo, mejorar el sistema de transporte público. Es por ello que se realizó un proceso de participación ciudadana, donde los propios usuarios expresaron las medidas que se podrían implementar para disminuir este fenómeno, los cuales fueron analizadas técnicamente. Aquellas ideas seleccionadas, tienen que ver con la necesidad de instalar validadores en las puertas traseras de los buses, además de torniquetes en la mayor cantidad de la flota, aumentar y mejorar la fiscalización, y potenciar la educación y la importancia de pagar el pasaje. Además, desde el 24 de abril hasta el 20 de noviembre, se realizarán actividades de información y educación sobre diversos temas relacionados al transporte público, en colegios de la ciudad de Santiago a niños y niñas de 5to a 8vo básico, las cuales son lideradas por un equipo de monitores y que están enfocadas en la evasión.

Obviando el rol que cumple el usuario, ¿qué organismos y actores que están involucrados (directa o indirectamente) en la prestación de los servicios de Transporte Público deben contribuir a la lucha contra la evasión? ¿De qué forma?

Hace unas semanas se firmó un convenio con 5 operadores del sistema de buses, a lo cual se sumó el apoyo logístico de Metro y Tren Central y esta semana se incorporaron fiscalizadores de las empresas. Todo esto demuestra que el fenómeno de la evasión debe ser atendido por todos los frentes que están involucrados en el sistema de Transportes.

¿Qué recomendaciones puede brindarle a los demás sistemas de transporte que están conviviendo con situaciones similares de evasión de tarifa?

Para poder trabajar en la disminución de la evasión, debe existir un compromiso desde los usuarios, hasta nosotros, como Ministerio, ya que es un trabajo mancomunado. Por ello es importante que todos los actores que son parte de Transporte aporten de diversos frentes para así lograr una disminución. Pero también es necesario generar mayores incentivos a los usuarios sobre el valor del pago del pasaje, en base a la generación de una cultura de la validación, sumada al rol que ellos también tienen en la presentación de propuestas para mejorar el servicio. Pero siempre, lo más importante es seguir avanzando en entregar una mejor experiencia de viaje, la cual es el principal elemento para cuidar y optimizar al transporte público, ya sea en Chile, como en cualquier parte del mundo.