SIMUS realiza evaluación técnica al sistema Metrovía de Guayaquil

La Fundación Municipal de Transporte Urbano Masivo de Guayaquil solicitó a SIMUS la realización de una misión de validación de calidad del Metrovía, sistema integrado masivo, que cumple 10 años de operación en 2016.

SIMUS
05/10/2016

 

Sistema Metrovía de Guayaquil

En la misión, que se realizó entre los días 23 y 26 de agosto, el Secretario General de SIMUS, Luis Gutiérrez, y el Experto Consejero, Darío Cardona, reconocieron la presencia de un estándar clase mundial en diseño e impacto urbano en el sistema de Guayaquil que lo coloca por encima de los registrados en la Región, como consecuencia de la convergencia de importantes factores: visión de modernización integral y férrea voluntad política; conformación de un ente público gestor (Fundación Metrovía) con liderazgo y equipo comprometido y una de las tarifas más bajas de la Región, lo que genera un impacto favorable en la movilidad de la gente de más bajos recursos y en la capacidad competitiva del sistema frente al vehículo motorizado individual (autos y motos), así como un gran aporte al desarrollo de la ciudad.

Para analizar efectivamente los sistemas de transporte SIMUS ha avanzado junto a CEDEUS, BRT- CENTER OF EXCELLENCE y la PONTIFICIA UNIVERSIDAD CATÓLICA DE CHILE en el estudio de los atributos de calidad, captando los factores más relevantes de percepción de satisfacción. El estudio resultó en la Encuesta de Satisfacción de Usuarios de América Latina la cual ya ha sido aplicada en más de 10 ciudades latinoamericanas, brindando información para actuar a nivel local (ciudad) sobre las variables operacionales más relevantes. Las encuestas brindan información de diagnóstico para mejorar la satisfacción global y el benchmarking permite notar las diferencias, y similitudes entre diferentes ciudades.

Hoy, 10 años después de su inauguración, el sistema Metrovía que opera con tres troncales, dando servicio a un promedio de 420mil pasajeros diariamente, con una flota operativa de 340 unidades, entre buses articulados y alimentadores, aún presenta algunas fallas, como en la accesibilidad, confiabilidad y atención. En el proceso se detectaron carencias "que bien pueden solucionarse a corto plazo", aseguró Darío Cardona. La aparente falta de buses, debida a la no exclusividad o preferencia del trasporte público en algunas vías, demoras en las frecuencias, deficiencias en los vehículos y cobertura en cuanto a información para el usuario fueron las carencias observadas.

Retos futuros

Con una experiencia exitosa de transformación de la movilidad, grandes retos aparecen para Guayaquil, tales como la integración total del transporte público y su gestión centralizada, el avance a integración con otros modos, especialmente no motorizados.


Además de esa visión de largo plazo, es necesario trabajar en la mejora del sistema actual, buscando niveles de comodidad mayor para todos los usuarios, lo cual pasa por las acciones que se recomiendan en el capítulo “Desafíos Inmediatos” de la Evaluación, los cuales comienzan por garantizar la preferencia del transporte público en las vías compartidas del sistema, mejorar la programación del sistema, garantizar el mantenimiento vehicular, mejorar capacitaciones a conductores.


Según los tiempos de concesión, en dos años se terminaría la operación inicial de la Troncal 1, por lo que se debe trabajar desde ya por la actualización de los modelos operativos y financieros para el correcto funcionamiento de la misma, adoptando las mejores prácticas en Latinoamérica y siguiendo con la línea sostenible del modelo actual.

Más rigor

El informe del SIMUS fue conocido también por delegaciones de la Defensoría del Pueblo y el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS). Entre junio y julio pasados, la Defensoría del Pueblo investigó el servicio del transporte municipal en unidades y estaciones.

El alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, pidió a Federico von Buchwald, presidente de la Fundación Metrovía, mano dura en el control y sanciones a los transportistas y consorcios que incumplen con el mantenimiento de las unidades, por ejemplo.

“Hay que tener especial preocupación con la preferencia vial al transporte público, lo que es un gran clamor para garantizar la disponibilidad y comodidad de los buses, además lleva a mejorar la programación de los servicios y su cumplimiento”, explicó Cardona.